Gineta: Hermosa mascota, curiosidades y características

gineta mascota

Este ejemplar es miembro de la familia Viverridae, y hasta ahora se identifican unas 5 subespecies. Por norma general es un animal de hábitos nocturnos, muy rápido y sigiloso, al momento de cazar a su presa. Tanto su vista como su olfato están bien desarrollados, por lo que sitúa a sus comestibles hasta en la copa de los árboles. Va tras ellos saltando de rama en rama con mucha sencillez, equilibrándose siempre y en toda circunstancia con su larga cola.

Las jinetas acostumbran a andar libres, en campos abiertos, bosques y praderas, donde pueden vivir unos 10 años. No obstante, hay quienes las sostienen en cautiverio, consiguiendo alargar su existencia por cinco años más.

Hay zonas de África donde domestican a las jinetas, para evitar la invasión de roedores en las granjas. El inconveniente de conservarlas en estas condiciones, es que pueden volverse hoscas transcurrido un tiempo. Aun, pueden tornarse un tanto violentas.

ÍNDICE DEL ARTÍCULO

    CARACTERÍSTICAS DE LA GINETA

    Como se mencionó ya antes, la jineta se parece a un felino, por las máculas que lleva en su piel, mas muestra unas dimensiones más reducidas. Mide entre cincuenta y 60 centímetros más o menos de largo, sin incluir el rabo (éste puede lograr exactamente la misma longitud).

    Su altura es de unos 20 centímetros, y su peso de tres kilogramos. La coloración de su pelaje es entre gris y amarilla. Posee pintas negras (que simulan anillos) en su flexible cuerpo y en el rabo, donde el pelaje luce más extenso. Gracias a esta peculiaridad, puede estabilizarse cuando emprende la carrera.

    La gineta es de cabeza delgada y alargada. Tiene ojos grandes y sobresalientes, de pupilas verticales, con una línea blanca a su alrededor. Sus orejas son redondeadas y firmes. Las extremidades de adelante son más recortadas y gruesas que las de atrás. Sus pies son macizos y con pezuñas, las cuales pueden guardar para ser utilizadas en el momento de comer.

    ORIGEN Y HÁBITAT DE LA GINETA

    Se ha dicho que la gineta procede de África y el sur de Europa. En la actualidad está presente en la Península Ibérica, en España, y en las regiones baleares, donde fue introducida por el hombre en 1894. En España se ha identificado una subespecie llamada Jineta de Ibiza, la que es un tanto más pequeña que la común, con un peso no superior al kilogramo y medio.

    Con regularidad la jineta habita en bosques, matorrales, olivares, cerca de los arroyos, praderas yen cualquier zona donde haya arbustos y puedan escalar. Esta acción la realizan con mucha agilidad, sin importar un mínimo el tiempo, en tanto que es un animal que soporta tanto el frío como el calor.

    REPRODUCCIÓN

    La hembra pare una sola vez a lo largo del año, cuando arranca la temporada de lluvias. Al entrar en celo se reúne con su pareja para copular. Protagonizan una especie de cortejo, con movimientos y sonidos, que puede tardar hasta una hora. Al juntarse, los dos maúllan como indicativo de que han compaginado.

    La gestación en la gineta tarda alrededor de 60 días, tiempo a lo largo del como cavan un hueco en los cimientos de los árboles, lugar que eligen parir. Cuando les toca, expulsan entre uno y 3 ejemplares, que nacen ciegos y débiles. Pasados unos 50 días son desmamados y empiezan a desprenderse de su mamá. A partir de los un par de años son ya activos sexualmente.

    ALIMENTACIÓN DE LA GINETA

    La gineta es muy valiente para apresar, y es considerada un depredador activo. Le agrada comer aves, roedores, anfibios, lagartos, conejos y mamíferos de tamaño medio, para morder sencillamente.

    Igualmente, se nutre de una gran pluralidad de frutos silvestres, en especial de higos, moras y manzanas. Esencialmente su dieta es omnívora, mas asimismo incluye carne. Debido a esto, no suele padecer por la ausencia de comibles. Donde se encuentre halla algo para cubrir sus necesidades y saciar el apetito.

    CONDUCTA ANIMAL

    Gineta Qué es, características, hábitat, alimentación, reproducción Animal

    La jineta habitúa a delimitar su territorio, ya sea con el orine, las heces o bien con el almizcle que expulsa por medio de sus glándulas anales. Lo hace eminentemente cuando está excitada.

    Tiene un modo de vida muy enérgico y es un cazador nato nocturno. Localiza a sus presas muy fácilmente, por su agudeza visual y olfativa. Generalmente anda sola, pero puede aceptar de vez en cuando a otros ejemplares de su familia.

    Gracias a su velocidad y dinamismo para desplazarse por las distintas superficies, y a la ligereza con la que se sube a los árboles, la jineta puede escapar de sus principales depredadores. Entre su larga lista de «enemigos» se mientan al zorro, lobo, lince, búho real y águila real.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando aceptas su uso. Más información

    Right Menu Icon